El partido de la deuda

Por Gonzalo Carranza

Desde 1976 para acá todos los gobiernos fueron cómplices y no quisieron investigar la deuda externa. Escuchar a diputados hablar sobre este tema es vergonzoso. Algunos pocos funcionarios se animan a hablar, ya que entienden realmente que es un tema de importancia nacional, estructural, que cambiaría totalmente la historia de nuestro país y la de las próximas generaciones. A casi 40 años del inicio de la deuda contraída bajo la dictadura hoy seguimos viendo a nuestros representantes arrodillarse ante los grupos financieros, beneficiando a la bicicleta financiera y generando que el futuro de los argentinos quede atado de pies y manos. El “Partido de la deuda” debe cerrar una vez más (como ya lo hicieron los Kirchner y hoy lo hará Macri) un acuerdo esgrimiendo que van a venir más inversiones a nuestro país y todo el relato que se cuenta.

Esto va más allá de colores políticos e ideologías. Hay que entender que la causa de la deuda externa es la mayor estafa de la historia argentina. Es la causa que ningún presidente argentino quiso ni quiere investigar. Tiene aproximadamente 28 cuerpos, con 6333 fojas. El congreso se negó mas de 38 veces a investigarla. Tiene más de 400 irregularidades que dejaron pasar cinco jueces. El juez Jorge Balllestero en un acto de complicidad logró que la causa prescriba. Dos meses después del fallecimiento de Alejandro Olmos, quién iniciara la investigación de la causa,  el juez Ballestero remitió el fallo al Congreso para que tome intervención y la revise, como dispone la Constitución, porque es el Congreso el que debe ocuparse de la deuda, y no el Poder Ejecutivo, al que ilegalmente se le ha delegado la facultad.

El fallo describía a la deuda como ilegal, inmoral, ilegítima y fraudulenta. Como es sabido, la investigación nunca se inició.

El principal problema de la deuda radica en que es la matriz de la corrupción. De revisarla varios funcionarios quedarían implicados. De todas formas, la sociedad debe exigir la verdad y entender que las deudas se pagan, las estafas no.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s