Contrato YPF-Chevron: La entrega de los recursos y la complicidad judicial

 

Por Alejandro Olmos Gaona

Hace casi dos años un buen amigo, el Senador Ruben Giustiniani, presentó un recurso de amparo, para lograr que YPF, exhibiera el contrato firmado con Chevron, por la explotación del petroleo no convencional de Vaca Muerta.

La jueza interviniente, Dra. Carrión de Lorenzo, rechazó el pedido por entender que YPF era una empresa privada y no tenía ninguna obligación de mostrar el contrato.

La absurda fundamentación judicial era inconsistente, ya que si bien YPF es una empresa privada, el 51% de las acciones son de propiedad del Estado. La presidenta había designado al Presidente de la empresa, el ministro de Economía era uno de los directores, y además integrante del Consejo Nacional de Hidrocarburos, que incidía en las decisiones de la empresa.

Los inútiles de la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal, confirmaron el fallo de la Jueza, y Giustiniani llegó a la Corte Suprema de Justicia, quien finalmente le dio la razón, por tratarse de un documento que involucraba a una empresa de propiedad mayoritaria del Estado, es decir de toda la comunidad, y revocó el fallo de la Cámara.

Giustiniani, pidió aclaratoria para que se fijara el plazo para el cumplimiento de la sentencia, y la Corte indicó que la jueza debía determinarlo.

Se solicito el plazo y se fijó en diez días, lo que ya resultaba extraño, ya que los plazos son perentorios y de corto tiempo en los amparos y no exceden de dos tres y cinco días como máximo.

Al cumplirse los diez días Chevron presentó un largo escrito pidiendo una audiencia, y acompañando una escritura pública, donde se hacían constar las partes principales del contrato, y se acompañaba copia en idioma inglés con su traducción, con las partes confidenciales testadas, es decir imposibles de ver. Pero además se hacía un listado de clausulas del contrato, sin detallar las mismas, pero se indicaba en cada caso que las mismas eran confidenciales. En resumen que Chevron se rió a carcajadas del fallo de la Corte, y la jueza, en vez de intimar a Chevron la entrega del documento como ordenó la Corte está estudiando a ver que hace. Suponemos que fijará una audiencia para dentro de vaya a saber cuanto, y mientras nada se sabe.

Quiero aclarar que con el fallo de la Corte el proceso está terminado y lo que pretende Chevron es reabrirlo y seguir dilatando la exhibición del contrato.

Además nos hemos enterado que el contrato no fue firmado por YPF S.A, sino por YPF shell oil Company, una empresa off shore radicada en el estado de Delaware (Estados Unidos) y Chevron Overseas Company con domicilio en otro paraíso fiscal.

Es de preguntarse que clausulas leoninas en contra del país se harán constar en el contrato, que se están utilizando todos los recursos para no mostrarlo. A esto se suma que Mauricio Macri le aceptó la renuncia a la juez a partir del 1 de mayo, es decir que después de haber obstaculizado el derecho a la exhibición, se va, para que otro juez se haga cargo con resultados inciertos.

Cuando Perón le entregó 48.000 kilómetros cuadrados de territorio a una subsidiaria de la Standart Oil, por lo menos mando el contrato al Congreso para que se discutiera. Sus discipulos kirchneristas, optaron por el secreto, disponiendo de bienes que son de toda l comunidad, sin derecho a que esta se entere, de como se negocian sus bienes.

El diputado Rubén Giustiniani hizo una nueva presentación ante la Justicia para exigir que la petrolera estatal revele el acuerdo secreto

La cuenta regresiva ya empezó: la Justicia debe definir en los próximos días si finalmente da a conocer el contrato completo de YPF con Chevron o hace lugar al pedido de la petrolera estatal y lo mantiene en secreto.

El viernes de la semana pasada, el diputado nacional Rubén Giustiniani presentó un escrito para rechazar la última jugada de YPF para intentar frenar la divulgación del convenio. Luego de que la Corte Suprema le diese la razón al dirigente socialista y ordenase la divulgación de las cláusulas secretas del contrato, la empresa estatal presentó un recurso para pedir que dicha entrega se realice sólo a la Justicia y se mantenga la confidencialidad del acuerdo.

En el escrito presentado la semana pasada, los abogados de Giustiniani rechazaron la decisión de la jueza Cristina Carrión de Lorenzo de correr el traslado de la nota presentada por la petrolera. Además, presentaron otro escrito para oponerse a la petición de audiencia realizado por la compañía e insistieron en que “el juicio ya está terminado y que el fallo de la Corte está firme y es claro en su resolución de que la compañía debe entregar un duplicado del contrato completo”.

GIUSTINIANI: “YPF RECONOCIÓ QUE HUBO PARTES DEL CONTRATO QUE TACHÓ”

En diálogo con El Cronista Comercial, el diputado nacional insistió: “Están dilatando el cumplimiento de la Justicia y desde el principio no lo cumplieron porque la propia YPF en el escrito que presentó en el juzgado junto con el contrato reconoce que no entregó una copia completa del mismo y que hubo partes que tachó”.

Este fin de semana, Miguel Galuccio, CEO de YPF, defendió la necesidad de no dar a conocer el acuerdo a la opinión pública en general: “Firmamos un contrato privado, que tiene una cláusula de confidencialidad, que en el caso de Chevron es la estándar, la de cualquier contrato. Rubén Giustiniani pidió conocer las cláusulas del contrato, y lo convocamos para explicárselo, porque no es público, pero él decidió ir a la Justicia”.

“La Justicia falló a favor de la empresa en primera y segunda instancia, y la Corte Suprema determinó que ese contrato puede estar alcanzado por la ley de acceso a la información pública. Aunque no lo compartimos, por supuesto acatamos el fallo. También hemos remitido un escrito diciendo que la propia ley admite algunas excepciones, para cuestiones técnicas, y que incluyen secretos comerciales y financieros”, recordó.

Ahora, la jueza Carrión de Lorenzo tiene tres días para responder a la presentación de Giustiniani. De aceptarla, las cláusulas secretas podrían ser dadas a conocer en las próximas semanas, aunque nunca pueden descartarse nuevas presentaciones de YPF para aplazar su divulgación.

Fuente:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s