Patagonia en venta: Presentan amparo por tierras cercadas en la Patagonia

21/09/16

El diputado Mariano Mansilla accionó judicialmente contra los cambios del gobierno nacional a la Ley de Tierras. Es por seis lugares de acceso público cercados por empresarios y magnates.

2016092110021996e08faa39f3846b9db1d5951f013ccd

El legislador neuquino Mariano Mansilla junto a Juan Grabois, letrado cercano al Papa Francisco, presentaron un amparo.

Buscan suspender los efectos del decreto presidencial 820/2016 que modifica la Ley de Tierras al considerar que “beneficia a los extranjeros y a los poderosos”. “Se advierte una intención manifiesta por parte del Ejecutivo Nacional, de facilitar la adquisición de tierras rurales por parte de amigos extranjeros. Esto pone en riesgo la integridad territorial argentina”, explicaron.

Seis lugares de la patagonia cercados por sus “dueños”:

Lago Escondido

Es un conflicto que viene de larga data, en El Bolsón. Empezó antes de la llegada a la Patagonia del actual propietario de los terrenos lindantes, el empresario británico Joel Lewis, la séptima persona más rica de Inglaterra, según la revista Forbes.

Lo que posibilitó la transferencia a Lewis de las casi 14 mil hectáreas que incluyen al Lago Escondido fue la misteriosa muerte del único heredero que se oponía a la venta de las tierras, Irineo Montero, su esposa, y su peón, José Matamala.

Aunque hoy se puede acceder al lago, hay que recorrer 34 kilómetros a pie, en un recorrido que se recomienda hacer en dos días. La controversia versa sobre un camino de ripio de 18 kilómetros que se puede hacer en auto desde la mítica ruta 40. Los Montero nunca habilitaron ese acceso al público y Lewis reforzó la prohibición al colocar guardias armados en los últimos kilómetros.

En julio de 2009, en el marco de un recurso de amparo impulsado por la senadora Magdalena Odarda, el Superior Tribunal de Justicia de la Provincia ordenó que el Estado disponga las medidas necesarias para abrir el camino más corto y accesible al Lago Escondido, que comienza en el paraje Tacuifí y atraviesa la propiedad de Lewis. Sin embargo, pasaron casi siete años y no hubo avances en el cumplimiento de la sentencia.

Lago Lolog

Es un lugar emblemático entre los paisajes apropiados, en este caso, por la familia Schroh. Aunque hay dos caminos de ripio para acceder al lago desde Junín de los Andes y San Martín de los Andes, en Neuquén, no se puede llegar a la costa este, la más baja. Los vecinos también han denunciado que los bosques nativos están amenazados por la introducción de especies agresivas.

El lugar es tristemente recordado por un asesinato. El 30 de agosto de 2006, Cristian González había ido a pescar truchas con unos amigos a unos 100 metros del puente que cruza el río Quilquihue, que nace en el Lago Lolog. Horacio Calderón, un guardia de cabañas Andina, propiedad de los Schroh, les disparó con un rifle desde la costa de enfrente, con el pretexto de que se trataba de un lugar privado. En compañía de su jefe Gaspar Schroh, Calderón cruzó el puente, recargó su arma y les volvió a tirar. Cristian recibió una bala en el cuello y murió desangrado.

El asesino fue condenado a 12 años de prisión, pero su amo, instigador y dueño del arma recibió una pena muy leve, de 2 años y medio de cárcel, y cumplió la sentencia en libertad. Hoy, ninguno de los dos está preso.

Ríos Traful y Minero

El empresario y creador de la cadena CNN, Ted Turner, compró en 1996 la estancia La Primavera, de casi 5 mil hectáreas, en Neuquén. Se la vendió el entonces presidente de Parques Nacionales, Felipe Lariviere. La clave estaba en su ubicación: Turner es fanático de la pesca con mosca y la mansión da al río Traful, uno de los mejores cursos de agua del mundo para la pesca de trucha y salmón encerrado.

Al año siguiente se registraron los primeros incidentes con kayakistas y pescadores que querían acceder al río y se topaban con la presencia de guardias armados, que se sumaban a las trabas que empezó a poner Parques Nacionales.

También hubo numerosos problemas con los vecinos. Un caso paradigmático, entre varios, es el de Miguel Lagos, que para salir de su propiedad debía atravesar La Primavera, cruzar tranqueras con candados y superar una zanja de dos metros de profundidad que Turner mandó a cavar alrededor de sus tierras. Luego de numerosas amenazas y aprietes para que venda sus terrenos, la muerte dudosa de un cuidador y el asesinato a balazos de 12 caballos, decidió mudarse junto a su familia a Villa La Angostura.

Río Collón Curá

Cerca del Traful, en Collón Curá, Ted Turner también tiene una estancia de unas 38 mil hectáreas, ubicada entre Confluencia y Junín de los Andes, en Neuquén. La adquirió poco después de comprar La Primavera y pagó más de 5 millones de dólares.

El odio de los vecinos y turistas se lo ganó el encargado del predio, Mario del Campo, de la estancia Balsa Vieja, pero que también trabaja para Turner. Junto a su hijo, son los encargados de hostigar a los pescadores y turistas que intentan llegar al río Collón Curá sin pagar.

Pese a que se presenta como un activista por la naturaleza y contra el furtivismo, Del Campo tiene un frondoso prontuario. Entre otras cosas, lo procesaron por maltratar y simular el fusilamiento de un cazador. Cuando allanaron su casa, le secuestraron un arsenal que incluía 70 fusiles de guerra, silenciadores y 50 kilos de pólvora para recargar cartuchos. Había más armas, casi el doble, pero sólo se incautaron las que no tenían los papeles en regla.

Ríos Chimehuín y Quilquihue

La mitad del río Chimehuín, en Neuquén, es inaccesible, ya que 17 kilómetros del curso recorren la estancia Cerro de los Pinos, de la familia Larminat, unos descendientes de un colono francés que no permiten el paso a través de sus 20 mil hectáreas.

La única manera de acceder es en balsa o pagando a Cerro Los Pinos, lo mismo que a unos 6,5 kilómetros del río Quilquihue que también atraviesan la estancia que en los 90 supo albergar al ex presidente Carlos Menem y su hija Zulema.

Laguna Los Carrizos / Hualcupen

La mitad del río Chimehuín, en Neuquén, es inaccesible, ya que 17 kilómetros del curso recorren la estancia Cerro de los Pinos, de la familia Larminat, unos descendientes de un colono francés que no permiten el paso a través de sus 20 mil hectáreas.

La única manera de acceder es en balsa o pagando a Cerro Los Pinos, lo mismo que a unos 6,5 kilómetros del río Quilquihue que también atraviesan la estancia que en los 90 supo albergar al ex presidente Carlos Menem y su hija Zulema.

Fuente:

http://www.neuquenalinstante.com.ar/noticias/2016/09/21/73324-presentan-amparo-por-tierras-cercadas-en-la-patagonia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s