China inicia una nueva etapa en sus relaciones con América Latina y el Caribe

En plena desaceleración, China sigue apostando al potencial de la región.

coo-china

Por Sergio Cesarín, investigador CONICET-UNTREF.

Desde comienzos del siglo XX China se ha transformado en motor económico regional en razón de su sostenida demanda importadora de bienes y materias primas y por ser fuente de inversiones, proveedora de financiamiento y proveedora tecnológica. En una América Latina y Caribe (ALC) tiznados por el color político típico de gobiernos considerados populistas o de centro izquierda, una fase de recuperación económica, diversificación de vínculos externos y mayor autonomía respecto a los Estados Unidos, fueron patrimonio de una China que pasó de ser un mercado marginal a ser el segundo socio comercial representando el 13,7% de las transacciones externas latinoamericanas (U$S 263.000 millones en 2016). En el contexto de altas tasas de crecimiento, del orden del 9% anual, China traccionó el crecimiento regional gracias a su ingente demanda de materias primas y recursos naturales; hecho que habilitó la implementación de políticas redistributivas y enfoques neokeynessianos en varios países de la región.

Como resultado, en más de una década de activa política militante en la región, China logró construir una imagen, mezcla de admiración a nivel de élites políticas e intelectuales, pero también de sospecha y temor en sectores empresarios y trabajadores quienes vieron en la presión competitiva china un factor de des-industrialización y pérdida de empleo calificado. Esta dinámica se ha sostenido sobre tres poderosos vectores generadores de interdependencia: comercio de carácter complementario, recepción de inversiones, particularmente concentradas en sectores recurso-intensivos y provisión de financiamiento (básicamente para obras de infraestructura). China y ALC han construido una estrecha relación que parece iniciar una nueva etapa.

Cambios en el escenario económico mundial en razón de un emergente proteccionismo, modificaciones en el tablero político latinoamericano y, fundamentalmente, el ingreso de China en una dura transición económica o “nueva normalidad” que implica menores tasas de crecimiento, obligaron a recalcular instrumentos y metodologías de acción. De ello da cuenta el documento emitido por el gobierno chino en noviembre de 2016 sobre la Política de China hacia América Latina y el Caribe (ALC).

Continuación del Libro Blanco de las relaciones China- ALC publicado en 2008, el documento enuncia la aspiraciones chinas por lograr un salto cualitativo en las relaciones bilaterales mediante dos niveles centrales de acción: uno, mediante una interlocución focalizada y dirigida al colectivo político regional cuya plataforma preferida es la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC); y un segundo plano bilateral, consistente con asimétricas relaciones entre una potencia emergente y naciones de menor poder relativo. También el documento reafirma las grandes líneas de acción político-diplomáticas desplegadas hasta el presente y reafirma la voluntad china de fortalecer vínculos hacia el futuro en el marco de una “asociación estratégica integral”.

Cambio de marco

La letra interpreta que las condiciones “objetivas” son distintas. China atraviesa una “nueva etapa” caracterizada por la desaceleración económica, reestructuración industrial (especialmente en los sectores siderúrgico ymetalmecánico), la automación productiva mediante robotización y el gradual paso hacia una economía de alta tecnología, escenario que da por resultado menor demanda de materias primas e insumos provistos por la región.

El cuadro de situación da paso a enunciaciones aspiracionales sobre la futura evolución de los vínculos: latinoamericanos incorporando demandas y críticas y preocupaciones expuestas por gobiernos latinoamericanos que han visto caer la participación del sector industrial en la generación de riqueza a favor de importaciones de insumos y bienes finales chinos. México, Brasil y la Argentina son el mejor ejemplo.

Explícitamente el documento reconoce que las asimétricas relaciones económicas deben ser moderadas mediante mayor integración industrial, promoción de alianzas tecnológicas, formación de recursos humanos, sostén financiero hacia pequeñas y medianas empresas, promoción del entepreneurship, desarrollo conjunto de proyectos eco-sostenibles, integración en cadenas de valor, impulso a la participación de empresas chinas en proyectos de infraestructura y lento redireccionamiento de la ied hacia proyectos regionales de mayor intensidad tecnológica. China es aún uno de los principales emisores de capitales de inversión del mundo (inversiones directas por 225.000 millones de dólares en 2016) y ALC no puede descuidar esta opción. Es hora para China, entonces, de atenuar las críticas ante lo actuado y sostener una positiva imagen en la región.

Es claro que China observa en ALC un enorme potencial y amplio abanico de oportunidades. En primer lugar, el crecimiento regional —aun cuando moderado— sirve a la esperada expansión de negocios por parte de firmas chinas ansiosas por compensar caídas en el mercado doméstico como resultado de menores tasas de crecimiento; en este sentido, tanto para corporaciones transnacionales privadas como públicas (SOEs), mercados con altas tasas de urbanización, mejoras de ingresos y activos consumidores de clase media, seguirán siendo variables relevantes a la hora de diseñar proyectos en ALC. La construcción de marcas globales con alta jerarquía en productos y servicios (Huawei, Alibaba, Xiaomi) ha sido un arduo proceso en la región, por lo que mantener este activo es un objetivo prioritario, más aún cuando la reorientación de prioridades económicas latinoamericanas recupera el interés pro mercados proveedores europeos. .

En el plano de las inversiones veremos mayor activismo chino en industria automotriz, servicios financieros, logísticos, sector energético, informática, redes eléctricas, energías no convencionales y telecomunicaciones; un detalle táctico no menor indica que este cambio de enfoque sobre la inversión, refiere a la necesidad de evitar acuerdos Estado-estado o gobierno-gobierno con bajos niveles de transparencia adoptando parámetros de negociación que minimicen oportunidades de corrupción y erosionen la imagen del gobierno y empresas chinas (por ejemplo, mediante iniciativas de asociación público-privada, PPP). Abre sin dudas una “ventana de oportunidades” para China el retiro de Estados Unidos del TPP; este espacio vacío permite el despliegue de la atractiva oferta china por sumarse a su proyecto de integración regional RCEP e incluso formar parte de Banco asiático de Inversiones en Infraestructura y la canalización de activos hacia el ambicioso Proyecto de conectividad euroasiática One Belt One Road (OBOR).

El redespliegue de intereses económicos chinos mira con atención las acciones dirigidas en pos de convergencia Atlántico – Pacífico en América del Sur como la Alianza del Pacífico y el Mercosur. Reafirma esta línea de entendimiento la explícita mención documental respecto que China se muestra abierta a la negociación de “nuevos acuerdos preferenciales de comercio”.

En síntesis, China continuará siendo un actor favorable a la vigencia del multilateralismo global, sostén de una globalización que ayudó a crear gracias a su profunda transformación interna. Durante las próximas décadas China seguirá siendo un socio estratégico para la región, pero también ALC proveerá mayores oportunidades para la expansión de los intereses económicos de China.

Fuente:

http://www.clarin.com/ieco/economia/china-inicia-nueva-etapa-relaciones-america-latina-caribe_0_B1W6ZGhnx.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s